El dedo macabro

¿De qué trata?: Un hombre avaricioso decide profanar el sepulcro de una viuda fallecida, sin embargo, se llevará el susto de su vida al descubrir que hasta a los muertos les disgusta que les roben sus cosas.

Personajes: Elena la Viuda, Cura, Acólito, Enterrador

Elena era una anciana mujer que vivía en la hermosa ciudad mexicana de Puebla, una urbe que hasta hoy en día es conocida por sus múltiples edificios históricos, callejones y como no, por el sabroso mole que se inventó en uno de sus conventos.

Durante su juventud, Elena había sido una mujer muy bella, de preciosos ojos negros y figura esbelta que atraía a los hombres por montones. Había tenido montones de pretendientes pero solo se había casado una vez, y de ese amor se había despedido ya hace años, quedando sola en una elegante residencia y con una cuantiosa fortuna de la cual disponer.

Era en cierto modo, afortunada por poder vivir con tranquilidad sus últimos años.

Más he aquí que un día, sintiendo que la muerte estaba cerca, acudió a la iglesia a ver a su confesor, refiriéndole asustada, que había soñado con el Diablo y que sentía que iba a llevarse su alma a los infiernos.

—Tonterías —dijo el cura en la capilla—, esas tribulaciones no son más que imaginaciones tuyas. Siempre has sido una buena cristiana.

Y era cierto. Conocida por su buen corazón, la vieja mujer era responsable de la construcción de más de un orfanato u hospital en las inmediaciones de la ciudad, así como de asistir a los pobres.

Aún así, Elena no se quedaba tranquila y para estar segura de que su alma obtendría descanso eterno, dispuso que su herencia fuera repartida entre los más necesitados de la ciudad, cosa que quedó legada de inmediato en su testamento.

Un buen día, la anciana falleció en su cama y se organizaron los preparativos para el sepelio. Estuvieron presentes en la ceremonia solamente el cura, un acólito que lo acompañaba y el enterrador.

Al echar un vistazo al ataúd de la muerta, este último se percató de algo: la viuda lucía en su dedo índice un enorme anillo de brillantes con una esmeralda reluciente en el centro. Aquella joya por sí misma debía valer una auténtica fortuna.

Elena ya no la necesitaría así que resolvió que esa misma noche, robaría el anillo sin que nadie se diera cuenta.

Tan pronto como echó la última pala de tierra, esperó a que el cura y su compañero se marcharan para comenzar a desenterrar el ataúd. Fue un trabajo que le llevó largas horas.

Cuando por fin llegó al final de la fosa, abrió la caja mortuoria e intentó sacar el anillo, en vano. Desesperado, el sepulturero le cortó el dedo índice al cádaver, tras lo cual se escuchó un estremecedor aullido que lo dejó paralizado.

Elena se quejaba en su féretro y su dedo, ese que sostenía en su mano profana con la esmeralda, lo apuntaba a él de manera acusatoria.

El cementerio se llenó de tenebrosos alaridos.

Al día siguiente, el enterrador fue encontrado en el fondo de la fosa muerto, con una mueca de espanto y un dedo cortado en la palma. Había fallecido de un ataque al corazón. A su lado, la viuda seguía intacta.

emerald photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 1 Average: 3]

Botes de Basura

¿De qué trata?: Un sonido bastante terrorífico viene de los botes de basura de un sujeto humilde que viven en un barrio de NY en USA. Pronto descubrirá que no son los mapaches los que vienen por su comida...

Personajes: Policía, Sujeto, Asesino

Erase una vez un tipo que estaba en su cama, era tarde de madrugada. Un barrio pobre donde todas las casas tienen sólo un piso, comunes en Norteamérica. El sujeto tiene el sueño ligero, pero aún así si hubiera tenido sueño de Morsa, habría escuchado de todas maneras, ya que comenzó a escuchar un ruido pavoroso e infernal que provenía de sus botes de basura.

Estos botes de basura estaban afuera, en su propiedad. Cerca de su ventana él podía ver un árbol hermoso debajo de la luna. Este hermoso escenario perdía el encanto en el instante que volvía a escuchar el estruendo horripilante de los botes de basura. Son  botes viejo metálicos y era entendible el ruido, pero había algo que le daba un toque tenebroso.

El sujeto piensa que pueden ser mapaches molestando en su propiedad, después de todo no sería la primera vez que estos animales del diablo vienen a merodear en su casa en busca de comida. Este sujeto es tan pasivo que no presta atención al hecho.

Sin embargo, ocurre algo, una pared que tiene enfrente lo comunica directamente con la sala, la cual tiene una gran ventana. Fue terrible al darse cuenta que algo que sin dudas era humano, o por lo menos iba en dos pies, estaba tratando de romper la ventana, metiéndose con éxito mientras el hombre del otro lado de la pared sufría un ataque de ansiedad y susto.

En plena oscuridad pestañeando como loco escucha como al extremo del pasillo de su casa camino ese intruso. Oyendo los pasos lentamente, pesados y fúnebres se da cuenta que el extraño está parado en la puerta de su cuarto. Abrazando sus propias piernas se queda viendo el sujeto que fijamente lo mira desde la oscuridad en la puerta de la habitación.

El espera que se mueva, pero por un milagro ve como este sujeto desaparece. Aprovechando este instante el sujeto llama a la policía a través del 911. Luego de unos minutos llega la autoridad para ver el lugar e inspeccionar el área en busca del sujeto extraño que rompió su ventana. Pero uno de los policías que estaba en el lugar lo ve fijamente y le llama con la palma de su mano.

El sujeto se acerca con otro policía preguntándole ¿Qué pasa? Es entonces en este momento tan incómodo donde el policía lo interroga ¿Tu no escuchaste nada extraño afuera de tu casa? En ese mismo instante con la pregunta soplada al viento fúnebre de la madrugada, señala los botes de basura que estaban afuera de su casa.

¿No sabes nada sobre la mujer muerta y recién mutilada que está entre tus botes de basura?

Lamentablemente la policía no encontró más culpables que el mismo hombre que llamó a la policía, el sujeto fue puesto en prisión por asesinato en su propio hogar. Hasta el momento no se sabe a dónde fue a parar el verdadero perpetrador del asesinato, el cual, el hombre describía como un pordiosero de 2 metros de altura, la misma que tenía la puerta de su habitación y le ocupaba completamente.

 basura photo

 

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 2 Average: 2]

Arrepentimiento genético

¿De qué trata?: Dos gemelos que comparten el mismo dolor emprenden una vida que quizás nunca desearon. Uno de ellos comparte su dolor, mientras que el otro lo entiende...

Personajes: Gemelo, Gemela, Padres de los Gemelos, El hombre del coche

Basado en una historia real de dos hermanos gemelos. Quizás poco creíble ante muchas personas, ya que es una historia oscura y terrible al respecto. Ambos fueron separados al nacer, pero los dos a pesar de la distancia estaban conectados, escogieron la misma carrera universitaria y hasta tenían esposas parecidas ¿Coincidencia?

Muchos han estudiado el caso, pero pocos han encontrado una respuesta coherente. Su hermana gemela sabía de la existencia de su hermano. La historia empieza durante la pubertad, donde ella empezó a tener episodios depresivos muy severos. Los padres preocupados no sabían medir en toda su extensión la gravedad de la depresión, pero extrañamente su hermano sí.

El era capaz de entender los problemas que pasaban por su cabeza, mayoría de ellos eran algunos hechos suicidas, él la abrazaba y lloraba, comprendiendo su dolor, pero diciéndole que no cometiera alguna de estas locuras porque se iba arrepentir.

Pero adelantándonos a los hechos, a lo que parece el final de la historia, el funeral de la chica, es allí en donde se esconde lo más terrible. En él se encontraba un hombre el cual la arroyó, pero el le había dicho a todos los presentes que fue un accidente y que la chica se le había abalanzado hacia el coche con instinto suicida.

O cierto fue que nadie le creía, pensó que tenía la culpa de este crimen, aunque el hermano sabía que lo que decía el pobre hombre era cierto. Su hermana fue pulverizada porque así lo quiso. Atravesó la calle y fue arrollada por la camioneta, la cual, destruyó todos sus huesos e hizo añicos la columna vertebral, quedando prácticamente como una bolsa de huesos inmóvil sobre el pavimento.

Sin embargo, el hermano quiso mantener en secreto todos los capítulos depresivos que vivió con su hermana, ya que podría lastimar los ideales de la familia, además de causar mucha más depresión a sus padres. Sin embargo, falta el detalle más sorprendente de todos y que ha marcado la diferencia entre tantas historias de terror basada en hechos reales…

Durante su funeral, el joven captó algo muy terrible en su mente, tan conectados estaban los gemelos que en ese instante cuando estaban sepultando a su hermana bajo tierra, sintió que su hermana realmente se había arrepentido del suicidio cometido. Pero lo más horrible fue que mientras echaban tierra a su morada, no dejaba de escuchar en su mente los llantos y gritos de su hermana viniendo del ataúd.

Una conexión entre gemelos que terminó siendo una pesadilla para él. La conexión no compartía quizás los mismos deseos suicidas, pero luego de que su hermana se suicidó, pocas semanas después el cometió el mismo suicidio en un autopista de San francisco. Antes del hecho había dejado una carta donde explicaba a sus padres que su hermana estaba arrepentida, que seguramente el también lo estaría, pero no soportaba escuchar a su hermana todas las noches gritándole al oído.

Esta carta fue encontrada años después del hecho sucedido, la familia desde entonces creyó que sólo fue casualidad que ambos tuvieran la misma causa de muerte.

 

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 1 Average: 4]

La aldea de las ovejas.

¿De qué trata?: Un grupo de corderitos se aventuran en el bosque en busca de aventuras pero terminan corriendo por sus vidas dejando atrás a la mas joven del grupo, solo un héroes podría salvarla.

Personajes: Dory, Wolf, Winnie, Ogro, Dash, Otto, Corderitos, Cordero anciano, Cordero, Manada de lobos.

Moraleja/Conclusión: Nos enseña el valor de decir siempre la verdad, ademas de mostrarnos la importancia de la amistad y a no juzgar a las personas por como se ven.

En un pueblo ovejero llamado la granja habitaban un sin número de animales, en su mayoría las ovejas representaban el mayor número de habitantes por esta razón se prohibía la entrada a los lobos, zorros y coyotes a pesar de nunca reportarse un incidente esta medida siempre fue acatada dentro de los dominios del pueblo.

Cercano a la granja había un bosque frondoso de árboles enigmáticos donde muchos aseguraban habitaban temibles criaturas como ogros y trolls, pero la verdad del asunto es que era el hogar de los lobos quienes preferían permanecer en sus dominios y mantenerse al margen de las ovejas paranoicas.

Un día Dory una ovejita muy linda y sus amigos tomaron la decisión de internarse en el bosque, lejos de los ojos de sus padres los 6 corderitos entraron al frondoso y tenebroso bosque.

—Creo que debemos regresas—Dijo Dory luego de una hora de camino –Mi mama se pondrá furiosa— Los ruidos del bosque la comenzaron a asustar cada vez más.

— ¿Para qué viniste con nosotros? ¡Oveja miedosa!— Dash no soportaba a las ovejas lloronas y mucho menos a Dory — La calma fue interrumpida por un rugido.

— ¡Chicos! ¿Que será eso? — Otto tomo una vara para defenderse de lo que se pudiera presentar en ese momento —

Un ogro apareció derribando árboles, rugiendo furioso, estaba hambriento, seis corderitos eran un bocado suculento.

— ¿Pero que tenemos aquí?, un manjar, disfrutare comiendo uno a uno  — Sin dudarlo los 6 corderitos comenzaron la huida entre gritos y llanto Dory fue abandonada.

—Por favor señor no me haga daño, yo no creo que usted sea malo — Suplicaba por su vida.

—Oh niña niñita tú debes ser bien sabrosa, me encanta la carne blanda— Dory pensó que era su fin.

—Alto ahí — Un cachorro de lobo se interpuso entre Dory y el ogro

— ¿Que pretendes hacer? lobo sarnoso—

— ¡Esto!— Con un aullido el cachorro llamo a toda su manada, quienes rápidamente atacaron al ogro haciéndolo escapar.

— ¿Estas bien joven oveja?, me llamo Winnie y este en mi cachorro Wolf quien te salvo, ¿no crees que es todo un héroe?, no temas no te pasara nada te acompañaremos hasta tu casa— Con un sonrisa la loba y el cachorro llevaron a Dory hasta su pueblo.

Durante el camino Wolf y Dory jugaron mucho, nunca pensó que los lobos fueran tan amables y divertidos, a medida que más hablaban Dory se convencía de que serían buenos amigos.

Al llegar a las orillas del bosque un pelotón de Corderos se preparaba para peinar el bosque.

— ¡Ahí está!, ataquen a la loba ha capturado a Dory— rápidamente los corderos rodearon a la loba y su cachorro apartando a la joven oveja del sitio, la loba entro en guardia.

Ante la injusticia algo nació dentro del corazón de Dory, no podía quedarse y ver como sus salvadores eran castigados por crímenes que no habían cometido, como pudo se colocó en posición y arremetió contra uno de los corderos.

— ¡Dejadlos en paz! Ellos me salvaron del malvado ogro, me trataron bien, toda su manada, ¡si alguien se quiere meter con ellos tendrá que hacerlo conmigo primero! — Todos miraban sorprendidos.

— ¿Es eso cierto jovencita? — Pregunto uno de los más ancianos

Los corderos aun con vergüenza inclinaron sus cabezas en muestra de agradecimiento, mostrando su gratitud por haber cuidado a uno de los suyos, Dory se sintió muy feliz al ver que los Corderos fueron muy receptivos con los lobos, cosa que les permitió que su amistad pudiera crecer.

 

Image and video hosting by TinyPic

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 0 Average: 0]

Un ratón de campo metido en la ciudad.

¿De qué trata?: Un cuento que muestra las diferencia de vida, entre el campo y la ciudad, sabiendo que a pesar de todas las comodidades que la ciudad puede brindar, la paz y la tranquilidad, en el campo han de estar.

Personajes: El ratón Campestre, El ratón primo de ciudad

Moraleja/Conclusión: A pesar de todas las cosas materiales, la paz siempre será lo mejor para conseguir una vida en armonía.

Había una vez, un ratón en su morada realmente humilde, una madriguera muy dentro del campo. A pesar que quedaba en lo más profundo de estas extensiones verdosas, no le hacía falta nada, pues todo lo tenía al alcance, desde una cama de hojas de gran comodidad, hasta un sillón de flores en todo su alrededor.

El ratón, cada vez que sentía hambre, optaba por buscar cualquier fruta que le provocara, especialmente aquellas frutas silvestres o en ocasiones, setas y frutos secos que le dieran el gusto que quería en su paladar. No tenía nada que le preocupase, pues su salud era envidiable y su vida, llena de naturaleza y comodidades.

Cada mañana iba por los caminos de su madriguera paseado y corriendo en cada árbol, mientras que en las tardes, se tumbaba bajo la sombra de cualquier árbol, tratando de descansar y de conseguir relajarse bajo la pureza del aire puro. Sencillamente, era un ratón tranquilo y feliz desde todas las perspectivas.

Todo iba de maravilla… Hasta que un día…

Uno de sus primos ratones, que venía de la ciudad, quiso darle una sorpresa. Al recibirlo, el ratón campestre le invitó a disfrutar de la delicia de una sopa de hierbas. Sin embargo, el ratón citadino, acostumbrado a llevar una vida de más exquisiteces y alimentos refinados, no le aceptó el gesto y se rehusó a comer la sopa.

Aparte de eso, no le era fácil habituarse al ambiente campestre, pues para él, ese ambiente y esa vida resultaba todo lo aburrida que pudo imaginarse antes de llegar y que sin duda, la vida de la ciudad le parecía fascinante e interesante desde cualquier ámbito que lo viera.

Como pudo, logró convencer al ratón campestre a visitar su casa en la ciudad, de forma de poder demostrarle que lo que decía era cierto. Aún con todo lo que decía, este ratón acostumbrado a la tranquilidad de su madriguera no le parecía muy buena idea haberse arriesgado a ir a la ciudad.

Apenas llegaron a la ciudad, el ratón campestre logró percibir cómo la tranquilidad que tanto esperaba, se iba desvaneciendo en cada kilómetro, pues el ajetreo de la enorme ciudad empezaba a asustarle. El peligro era visible en cada calle de la ciudad.

Los ruidos de los coches, en conjunto con el humo de las empresas, los polvos y la multitud de personas, no era lo que quería el ratón campestre y fue cuando comprobó que era verdad lo que decía su primo, la vida que este llevaba, era completamente distinta a la suya, además de vivir en el sótano de un importante hotel.

Este espacio era elegante y habían camas realmente cómodas, además de finas alfombras que el ratón de ciudad no lograría cambiar por un sillón de flores en el campo. En su armario, disponía de una buena cantidad de quesos y alimentos extraordinarios. Con todo y esto, la tranquilidad que parecía acoplarse se acabó cuando todos los ratones vieron la mirada de un tenebroso gato.

Mientras corrían, el gato de campo pensaba: “Esto jamás hubiese pasado en mi madriguera, seguramente gritos de mujer con una escoba para matarnos, pero no el estrés de un gato, me voy”, aseguró a sí mismo.

A pesar de la gran cantidad de cosas materiales, la paz siempre es el fundamento de una vida en armonía.

roedor photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 3 Average: 3.7]

La belleza del alma

¿De qué trata?: Dos niños tienen dudas sobre su nueva compañera de clases, quien es muy distinta a ellos. Después de una conversación con la maestra, su encuentro desembocará en una gran amistad.

Personajes: Sara, Jorge, Inés, profesora Teresa

Moraleja/Conclusión: A pesar de lo diferentes que somos en el exterior, lo más valioso se encuentra dentro de nosotros y hemos de aprender a aceptarnos los unos a los otros por ello.

Otro nuevo día comenzaba en el colegio de Jorge y Sara, quienes como el resto de sus compañeros, se disponían a sacar sus libros de matemáticas para comenzar la clase. Aquella mañana sin embargo, la maestra Teresa les tenía preparada una sorpresa a todos sus alumnos.

—Buenos días, niños —les saludó como de costumbre, entrando al salón con una niña de la mano.

—Buenos días, profesora —respondieron ellos, mirando a la pequeña con curiosidad.

Iba vestida con el uniforme del colegio, igual que ellos, pero había algo que llamaba poderosamente la atención en su rostro. Se trataba de una cicatriz que iba desde su ceja hasta cerca de la comisura de su labio y que por más que ella se empeñara en ocultar, resultaba demasiado evidente.

—Esta es Inés, será su nueva compañera de clase —prosiguió la maestra—, confío en que la hagan sentir bienvenida.

Inés miraba cabizbaja al suelo, como avergonzada. Clavo su mirada en sus zapatitos recién lustrados y obedeció a toda prisa, cuando la profesora le indicó que ocupara el lugar detrás de Sara.

La niña se sintió incómoda al ver a la recién llegada sentarse tan cerca. Le envío una mirada dubitativa a Jorge, su mejor amigo y luego abrió su cuaderno. La clase de matemáticas había comenzado. Todos se pusieron a resolver problemas aritméticos hasta que sonó la campana del receso y pudieron salir.

Inés se quedó en un rincón apartado, pensativa.

—Qué rara es —dijo Jorge, mientras él y su amiga la observaban a distancia—, mírala, no habla con nadie.

—¿Y has visto la marca que tiene en su cara? —inquirió Sara— Me da miedo.

—¿Con qué crees que se la haya hecho? ¿Crees que haya nacido así?

—¡Qué feo nacer con algo tan horrible en el rostro!

La maestra Teresa, que acababa de salir del salón, escuchó intrigada la conversación de los niños y se acercó a ellos.

—Me paece que hacen mal en juzgar a su compañera por algo tan superficial —dijo comprensivamente, asustando a los chicos al aparecer de improviso—. Niños, el valor de una persona se encuentra en el fondo de su persona y no en la manera en la que luce. Para su compañera es muy difícil ser la nueva en clase.

—¡Pero es que nos asusta un poco! —exclamó Sara.

—Les contaré un secreto: Inés tuvo un accidente cuando era niña, mientras viajaba en coche con sus padres. Desde entonces se ha sentido muy triste por su cicatriz y ha necesitado amigos de verdad, ¿no creen que vale la pena darle una oportunidad para hacerla sentir mejor?

Los chicos se miraron entre ellos, sorprendidos.

—¡No sabíamos eso!

—¡Pobre Inés!

—Recuerden esto, niños: todos podríamos llegar a pasar por algo similar a ella y no nos gustaría ser juzgados por algo que no fue nuestra culpa. Todos merecen ser amados a pesar de sus diferencias, ¿comprenden?

Sara y Jorge asintieron con la cabeza y entonces se dirigieron a Inés para invitarla a jugar.

Ese día, habían aprendido una importante lección.

amistad photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 2 Average: 4.5]

Campamento de verano

¿De qué trata?: Un grupo de amigos se animan a disfrutar de un verano diferente inscribiéndose en el campamento ardilla, una nueva alternativa para aquellos que quieren alejarse de la ciudad.

Personajes: David, Michael, Sofia, Teresa, Dylan, Olga, Rubén, Natasha, Chica campista, Scott.

¿Dónde ocurre la historia?: -Campamento Ardilla
-Lago muerto
-Cabaña de las ardillas
-Bosque de los lamentos

Personajes

David: Estudiante de preparatoria en sus últimas vacaciones de verano antes de iniciar su último año, desea que este año sea diferente.

Michael: Mejor amigo de David, despreocupado, algo tonto y muy bueno para nada pero lo bastante leal para considerarlo un buen amigo.

Sofía: Hermana de David, un año menor que este, gracias a ella todos pudieron ir al campamento ya que su hermano no contaba con el dinero suficiente, así que ella financio el viaje de su hermano con tal de que la llevara, de esta manera sus padres le darían permiso.

Teresa: Mejor amiga de Sofía quien está enamorada de David, ella espera poder declarársele en el campamento y quizás tener su primer beso.

Dylan: Capitán del equipo ardillas del campamento

Olga: Directora del campamento ardilla

Rubén: Instructor de diferentes actividades del campamento ardilla.

Natasha: Capitana del equipo águilas del campamento ardilla.

 

 

Acto I: El campamento ardilla

 

Comenzaba una nueva temporada en el campamento ardilla, nuevamente decena de jóvenes acudirían a pasar uno de los mejores veranos de sus vidas, para Rubén como el instructor de varia disciplinas dentro del campamento es un honor recibir a jóvenes que cada año lo motivan a continuar con su trabajo, aunque lo que más le gusta de este empleo es poder hurgar entre las faldas de las señoritas.

Rubén: — ¡Bienvenidos al campamento ardilla! Es un honor para mí recibir nuevamente a muchos de ustedes, y todo un placer recibir a los nuevos reclutas de este año, créanme lo hare disfrutar mucho este verano pero eso sí, les espera ¡trabajo duro!— La cara de sin vergüenza delataba sus verdaderas intenciones.

Olga: — ¡Sean bienvenidos una vez más!, me llamo Olga Copperfield, ya como es costumbre nombraremos a los capitanes de los equipos, como es tradición solo antiguos campistas podrán optar tal título— El entusiasmo en ella era abrumador.

Mientras en la fiesta de bienvenida los chicos preferían hablar por su parte

David: —Guao veo que esto es todo un evento, no sabía que esto sería tan grande como lo venden—

Sofía: —Bueno, ¿qué esperabas? La mayoría de los chicos aquí tienen padres empresarios, petroleros, médicos y hasta deportistas— Miraba de reojo a los demás campistas reconociendo varias caras de Instagram y Facebook.

Teresa: — ¡Tienes toda la razón amiga! Solo espero no nos confundan con el personal de limpieza, aquí entre nosotros creo que somos los menos favorecidos— las risas no se hicieron esperar entre el grupo.

Michael: — ¡Callados ya van a anunciar a los ganadores!—

Todos esperaban los resultados, el campamento dividía a los cuatro equipos y los ubicaba en zonas diferentes representando cada uno de los puntos cardinales, El equipo Águilas, Equipo Marmota, Equipo Tejón y el equipo ardilla; el campeón de todas las competencias, quien ha permanecido invicto durante los últimos 3 años.

 

Olga: —Ahora el capitán del equipo Águilas será: Natasha; sin duda una gran nadadora, llevo a su equipo el año pasado al segundo lugar, Ahora veamos quien será el capitán del equipo de las ardillas— Tomo un papelito del tazón donde estaban los nombres de los campistas más  sobresalientes de la temporada anterior— ¡Dylan¡ el campeón del año pasado que grata sorpresa para el equipo ardilla, bueno chicos cada quien diríjase con su capitán y partan a sus cabañas— Despidió a todos para dirigirse a la estación de instructores sonde los encargados tenían sus oficinas y cabañas.

 

Acto II: Lago del pecado

 

Las conquistas de Rubén no se hicieron esperar, esta vez la afortunada una chica del campamento tejón quien el año pasado entrego su virginidad a este hombre y ha regresado por más. La noche había caído y la luna se encontraba totalmente llena, creando un ambiente romántico para algunos y tenebroso para otros.

 

Rubén: — Entonces dime hermosura, que es lo ¿que más te gusta de mí? —

Chica campista: —Voy al baño ya regreso—

Rubén: — ¡Regresa!, estamos en el agua, has aquí mismo—

La chica lo ignoro y continuo hacia el bosque, se ocultó detrás de unos arbustos mientras se preparaba para orinar, pero unos ruidos extraños la alertaron.

Chica campista: — ¿Quien anda ahí?—

Rubén se impacientaba, la chica no regresaba del bosque, pero quedo aliviado cuando la vio regresar, pero rápido, muy rápido, estaba siendo perseguida por varios hombres.

Rubén: — ¡Corre! Ven al agua rápido— Era muy tarde, ha habían alcanzado, con sus dientes destrozaron cada parte de su cuerpo— Me voy de aquí, nunca pensé que los liberaran tan pronto— como pudo se lanzó al agua pero no llego muy lejos, cientos de manos lo arrastraron al fondo.

Las criaturas comenzaron a salir desde el lago y los bosques, entrando a cada uno de los campamentos, siendo los campistas de la cabaña tejón y marmota los primeros en ser arrasados.

 

Acto III: Pánico en el campamento

 

Todos se organizaban para repartir las literas, esta cabaña era mucho más grande que el resto y se subdividía para albergar a los chicos y chicas en alas diferentes, pero como todos los años le correspondía al capitán dividir las 12 literas de la cabaña.

Dylan: — Veamos, este verano tenemos más chicos así que habrá que traer algunas cosas del almacén como colchones y las piezas para armar las nuevas literas, Scott ve con los demás a buscar lo que necesitamos —

Scott: — Entendido — con mucho entusiasmo llevo al grupo fuera al almacén que se ubicaba cerca del lago.

Los chicos se encontraban felices por tocar juntos en el mismo equipo ya que sería un problema intentar hacer nuevos amigos durante las cuatro semanas de verano.

Michael: — No puedo esperar a que llegue el día de mañana, será divertido hacer carreras en canoa, o carreras por todo el bosque —

David: — Dudo que hagamos carreras en el bosque tomando en cuenta que podemos encontrarnos con un oso o peor aún una manada de lobos —

Teresa: —Me parece interesante la diversidad que se puede encontrar en este bosque, por el simple hecho de encontrarse a unas horas de la ciudad, ¿Estás seguro? que se encuentran este tipo de animales por esta zona— Aun incrédula pero.

Sofía: — Lo más probable es que sea una mentira, lo que si no es mentira son mis ganas de dormir, deben apurarse en repartir esas camas para irnos a la cama — unos gritos ensordecieron los oídos de todos los presentes — Escucharon eso— El pánico se apodero de todos.

David se asomó por la ventana de la cabaña, observo como varios de sus compañeros caían presa de los hombres que parecieran ser zombies, el único que pudo llegar, lastimado y ensangrentado fue Scott.

David: —Rápido bloquen las puertas y ventanas — Rápidamente David y los demás hicieron lo ordenado rápidamente, no sabían que era lo que ocurría, ¿Maleantes? Quizás — Dime amigo ¿qué ocurrió? —

Scott: —Estábamos recogiendo las cosas para el campamento cuando escuchamos unos gritos provenientes del campamento de las águilas, muchos corrían otros ¡gritaban! Los estaban matando, cuando decidimos intervenir ya venían por nosotros, y yo, yo quise pero no pude ayudarlos — desconsolado lloro lamentando la muerte de sus compañeros

Dylan: —No te preocupes amigo lo hiciste bien— se dirigió al resto del grupo tenía que dirigirlos —Bueno, ¿alguno tiene como comunicarse con la policía o el campamento de los instructores? —

David: — No amigo, nada es una regla del campamento no traer nada tecnológico, ahora que haremos esas cosas son zombies y nos devoraran si no hacemos algo—

Michael: —No sé ustedes chicos pero estas puertas no soportaran mucho — Inmediatamente los zombies rompieron las ventaran y derribaron la puerta, ingresando a la cabaña devorando a todo aquel en su camino.

Todos corrían hacia el ala femenina para, muchos quedan atrás incluyendo a Scott, los que lograron la hazaña cerraron en paso.

Sofía: —Tengo mucho miedo David, que vamos hacer — Con lágrimas en sus ojos Sofía sentía que no lo lograría.

Dylan: —No queda de otra chicos necesitamos salir de aquí la puerta no resistía, aprovechemos que la puerta trasera esta despejada, ¡debemos salir de inmediato! —

La puerta cedió, docenas de zombies arrasaron con todo, Dylan, David, Sofía, Teresa y Michael lograron librarse del ataque, pero uno de ellos mordió a este último.

Michael: —Continúen sin mí, yo les daré tiempo, discutan, ya no hay tiempo para mí, me mordieron, Scott también se convirtió en uno de ellos, ¡Escapen! —

Con un gran dolor sus amigos lo abandonaron mientras este sostenía la puerta dándoles todo el tiempo que necesitaran.

Acto IV: Perdidos en el bosque

 

Dylan guiaba al grupo por el bosque, el objetivo era llegar a la carretera, pero furiosas hordas de estas criaturas les pisaban los talones, en el clímax de la persecución Teresa se separó del grupo, David fue alcanzado y muy mal herido tan solo pudo despedirse de su hermanita y rogarle a Dylan para que la pusiera a salvo.

Dylan: —Subamos a ese risco, deberíamos estar seguros, no creo que esas cosas escalen las rocas— el cansancio era evidente.

Sofía: —Gracias Dylan— El dolor y la pena embargaban a la pobre.

Cuando los dos habían alcanzado la cima se encontraron una sorpresa, Olga quien disparo a los dos jóvenes quienes cayeron hacia la turba de zombies.

Olga: — Necesito del sacrifico de todos y cada uno de ustedes, de otra manera no podría seguir ganando millones con este campamento — guardo su arma y continuo su camino — Pobres mocosos, una lástima que su primer campamento les haya tocado en el día de la cosecha—

Tan solo continúo su camino acompañada por su equipo, quienes se encontraban armados hasta los dientes, a lo lejos se podían ver como los chicos eran cazados como liebres tanto por los hombres armados como los zombies.

terror photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 38 Average: 3.4]

La Hormiga y el Cigarrón

¿De qué trata?: Es una fábula, en la que se aprecian dos escenarios, el de la vida relajada del cigarrón pero con pocos logros y el de su amiga la hormiga, muy trabajadora, que poco descansaba pero que conseguía lo que quería con mucho esfuerzo para disfrutar del invierno, sin tener que preocuparse por su bienestar.

Personajes: El cigarrón, La hormiga

Moraleja/Conclusión: Este cuento muestra lo que significa el valor y el esfuerzo por conseguir lo que se quiere, pues el sacrificio es el mejor reconocimiento de lo que se obtiene, teniendo en cuenta que hay que aprovechar cada minuto.

En tiempos de verano, el cigarrón se encontraba silbando, feliz por el calor que rondaba todo el ambiente donde se encontraba, estaba contento de ver el sol brillar, así como de ver las flores emanando distintos olores agradables a su paladar. Por esto, el cigarrón cantaba y cantaba sin parar.

Mientras el cigarrón se relajaba, su amiga la hormiga, se la pasaba todo el día buscando alimentos y trabajando sin parar para conseguir una buena fuente de nutrición que pudiera durarle unos cuantos días.

Hormiga, ¡amiga mia!, ¿qué no te cansas de trabajar todo el día buscando alimentos? Puedes descansar un rato conmigo, mientras entono unas notas para ti, sugería el cigarrón.

Lo que puedes hacer y ganarás más que cantar y silbar, es recoger todos los alimentos que puedas para los tiempos de invierno que vendrán, así podrás relajarte cuando llegue ese tiempo y ahora puedes evitar a toda costa, la holgazanería que te ha sabido identificar, porque ya llevas varias temporadas del año, en lo mismo, en nada, respondió la hormiga a la petición insistente del cigarrón mientras recogía el grano y lo trasladaba a su rincón, con apuro.

Por su parte, el cigarrón se reía y permanecía cantando distintas canciones, haciendo caso omiso de todo lo que le planteaba su amiga hormiga, pues para él, ella solo era una amargada o que simplemente no le gustaba dejar de trabajar, así no tuviera nada por hacer.

Todo continuó igual, hasta que un día, mientras despertaba, el cigarrón percibió el fuerte frío que llegaba del invierno. Los árboles, a la vista estaban secos, sin ningún tipo de hojas y con copos de nieve en todo su alrededor.

Al salir, el cigarrón decidió volar en todo su entorno, vagando y percibiendo los cambios que el ambiente había tenido. Todo lo que hacía era caer nieve, frío y mucho viento. Al ver que se encontraba con un hambre desaforada y el frío dentro de sus entrañas, el cigarrón vio desde la lejanía la casa de su amiga la hormiga, por lo que decidió acercarse y pedirle su ayuda, pues era ahora más que nunca que la necesitaba.

¡Toc toc!

Hormiga, tu eres mi amiga y sé que tenías razón pero tengo frío y sobre todo, tengo hambre. ¿Puedes darme algo de comer? Se que tienes mucha comida, así como también calor de hogar, a diferencia de mi casa, donde no hay ni calor ni comida.

Al abrir la puerta, la hormiga le dijo al cigarrón: ¿Dime amigo cigarrón, qué te encontrabas haciendo mientras veías cómo obtenía y recogía mis alimentos, de día, de noche y durante la madrugada? ¿qué hacías mientras yo paseaba de un lado a otro con los granos de trigo a cuestas?

Bueno, yo cantaba debajo del sol, presumió el cigarrón.

Muy bien, ¿Eso hacías? Pues si disfrutabas cantando en el verano, ahora disfruta en el invierno. La hormiga cerró la puerta y el cigarrón pudo aprender cuál era la lección de aprovechar el tiempo en vez de ser un holgazán.

hormiga photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 1 Average: 5]

Las estrellas reflejan el amor de una madre por sus hijas.

¿De qué trata?: Una madre enferma se compara con las estrellas del firmamento y les enseña a sus hijas a confiar incluso en lo que no se ve, pues así como las estrellas permanecen incluso en las noches nubladas, su amor prevalecerá en la vida y en la muerte.

Personajes: Titi, Kati, Ligia

Moraleja/Conclusión: El amor por los hijos puede llegar a ser tan provechoso, como para curar los males del cuerpo.

Érase una vez, una familia plena con mucha felicidad y gratitud de por medio. Cada noche, todos juntos empezaban a contar historias encantadoras, llenas de amor a sus hijas desde que estaban muy pequeñas. Ellos, eran expertos inventando las mejores historias, haciendo cada noche, un momento entretenido para ambas, así como también historias que le enseñaran lecciones de vida a las pequeñas Titi y Kati, como las llamaban.

Titi y Kati, esperaban cada noche para ver cuál historia tocaba y poder entretenerse antes de la hora del sueño, sin saber que se trataban de cuentos totalmente inventados por sus padres que no querían más que ver la felicidad y la sonrisa en sus rostros.

Una cálida noche, Ligia, la madre les participó con una voz tenue:

“Cuando vean el cielo durante las noches, recuerden que cada estrella que permanece en él, estará allí incluso cuando no se vean luminosas. Así como pasa con las estrellas, así mismo estaré yo con ustedes, en todo momento, pendiente de los que les hace bien y lo que les hace una vida más feliz”, aseguró la madre con voz de llanto.

¿Quiere decir que tu eres una estrella, mami? Dijo Titi

– Por supuesto que sí, mami es la estrella más brillante y grande del cielo, dijo Kati con mucha alegría en su voz. Ella ilumina nuestras vidas cada día que pasa y por ella somos más felices.

Lo que las pequeñas hijas no sabían, es que más que escuchar una historia o una reflexión, la madre estaba tratando de despedirse de una manera sutil, pues Ligia, se encontraba padeciendo una grave enfermedad, por lo que con toda la tristeza y el dolor del mundo, quería que sus hijas estuvieran siempre seguras de todo el amor que ella sentía, así como también seguras de que alguien estaría a su pendiente, aunque físicamente ella faltara.

Tanto fue el amor que Ligia les regalo a sus hijas en sus cortos años de vida, que sin prestar atención y en su afán por tratar de demostrar el cariño, logró ayudar a su propio cuerpo y a su mente. Se fue recuperando con lentitud pero satisfactoriamente y con ayuda del seguro social, esta pudo ser atendida para conseguir, de ese modo la recuperación completa, llegando así a salvar su vida.

Ligia, hoy en día se dedica a contar las mismas historias a las que estaba acostumbrada a inventar pero ahora lo hace en su página personal de internet para así brindar felicidad a todos quienes la lean, así como lo ha hecho desde que sus hijas nacieron, para vivir siempre felices, dentro del margen de la imaginación.

“Bueno hijas, es mejor que vayan a la cama a cerrar sus ojitos para que se puedan levantar temprano” dijo Ligia antes de despedirse de sus niñas con un beso, como era su hábito, siempre tratando de expresarle todo el amor, de día y también de noche.

hermanas photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 2 Average: 5]

La futura remembranza de un viaje

¿De qué trata?: Consiste en las dificultades que existen entre un amor de una joven que es menor y otro mayor que ella.

Personajes: Chloé, Tristin, Jack

¿Dónde ocurre la historia?: El escenario del ACTO I, es una playa.

El escenario del ACTO II, es la casa de Chloé y su padre Jack. Se encuentran en el salón, respectivamente. En él existe una estantería, una mesa pequeña de madera y en los laterales dos sofás individuales.

ACTO I

Personajes en escena: Tristin y Chloé

Era un día soleado. Tristin y Chloé se encontraban en la playa. Los dos, tenían sus manos entrelazadas a su vez que miraban la brillantez que la arena dejaba asomar. Chloé con su otra mano, encarcelaba esos granos de arena con repetición. Cogiéndola, para dejar que se deslizase y así caer de nuevo donde estaba.

Chloé: Es tan suave… .

Tristin, estaba pegado junto a ella admirando su belleza. Le encantaba todo lo que Chloé pudiese hacer, meditar, pensar, por acción pequeña o tonta que pareciese. Sólo era capaz de sonreirle como si estuviese chiflado. Se encontraba en lo alto de una nube, pues después de todo todavía no podía conseguir creer que él tuviese la suerte de poder estar cerca, en la vida de esta pequeña joven de cabellos dorados con reflejos violetas debido a que se lo tintó.

Tristin: Tú si que eres suave… .

Tristin entonces, alargó su mano para acariciar la mejilla de la preciosa de Chloé. Sentía que se rompía o se quebraría en moléculas sólo por haber dado ese pequeño impulso tan sentido, por eso, soltó un suspiro pleno.
Chloé, tras notar esa reacción en Tristin, comenzó a sentirse algo nerviosa. Tenía algo que contarle, y no tenía muy claro cómo podría llegar a hacerlo. Empezó por su nerviosismo a jugar con sus manos, a mover las piernas. Sentía calor por la nuca… y fue entonces cuándo Tristin se percató de la situación, que al parecer comenzaba a transformarse.

Tristin: Chloé, ¿te sientes bien?

Tristin toca tembloroso la frente de Chloé y nota que ésta está sudando.

Tristin: ¿Tienes fiebre? ¿Te sientes mareada?

Chloé: Oh, no, no Tristin. Es el calor y…

Chloé le dirige a Tristin una mirada insegura. No sabía muy bien cómo emitir sus palabras sin balbucear.

Chloé: Bueno, en realidad Tristin debo decirte algo.

Tristin: ¿De qué se trata?

Chloé: Es… sobre mi padre.

Tristin se mira los pies. Sabe que cuándo Chloé menciona a su padre no puede esperar nada bueno.

Tristin: Ese hombre me tiene demasiada manía Chloé…

Chloé: Lo sé…

Tristin: ¿Y ahora qué he hecho?

Chloé: Sólo tener 29 años.

Tristin resopla sin poder creer lo que sus oídos están escuchando.

Tristin: ¿Sólo por eso? ¿Qué quieres decir Chloé? ¿Por qué es un problema que yo tenga 29 años?

Chloé: Pues verás Tristin, es un problema porque mi padre cree que quieres aprovecharte de mí. Yo tan sólo tengo 16 años. Sé que los dos nos queremos, nos respetamos. Pero en la vida real las personas piensan por encima de las emociones, es decir que… no saben ver lo que nuestra sí está conociendo en el momento, Tristin.

Tristin se echa las manos en la cabeza, un tanto desesperado.

Tristin: Es decir que… tu padre cree que soy un pederasta.

Chloé: No sé si van por ahí los tiros pero… ¿por qué no intentamos hablar con él?

Tristin mira a Chloé, con cara de terror tras escuchar esa pregunta tan suicida.

Tristin: Estás completamente loca, Chloé. Tu padre me odia, me matará sólo por ser quién soy. No le importará que yo te quiera como nadie te está queriendo. Dudo que tu padre acepte esta relación que tenemos porque está criado a la vieja usanza y es un cerril de mollera.

A Chloé no le sentó muy bien que Tristin le dedicase tales palabras amargas a su padre y se le enfrentó.

Chloé: Sólo quiere protegerme. Si le visitases y le hicieses ver que eres la persona adecuada para mí, la persona que me hace sentir bien y feliz… tal vez lo comprendiese todo y no quisiese…

Tristin: ¿No quisiese qué?

Chloé: Nada, nada… .

Tristin: ¿Qué está pasando Chloé? Algo me estás ocultando.

Chloé: No, no te estoy ocultando nada, Tristin.

Chloé se levanta dispuesta a marcharse a su casa. Antes de hacerlo, le da un beso a Tristin en los labios a modo de despedida.

Chloé: Por favor, me encantaría que fueses mañana a mi casa a ver a mi padre, porque si no es así… tal vez sería demasiado tarde.

Tristin se queda sentado viendo cómo Chloé le da la espalda. No entiende nada, y no comprende tampoco qué beneficios puede traerle una conversación con su padre. Se queda quieto, tratando de meditar lo que está pasando, intentando descifrar por qué debe de haber algo que pueda hacer que el amor llegue tarde. Ese punto no era sensato, no era real para lo que él estaba sintiendo por Chloé.

Pasaron tres y cuatro horas, en las que Tristin no dejaba de darle viajes a la idea de hablar con el padre de el amor de su vida. Tal vez debería hacerlo, o puede que no… ya que quizá sólo terminaría siendo una conversación perdida, o incluso puede que todo llegase a una conclusión final que ninguno de los dos desearían. Al menos como el padre no. Decidió irse a casa, sin saber muy bien que hacer.

ACTO II

Personajes en escena: Chloé y Jack

El salón estaba lleno de flores. Chloé se encontraba junto a una estantería de libros, sin saber muy bien qué libro elegir, hasta que encontró Cumbres Borrascosas. Ya lo había leído en más de una ocasión.

Chloé: Espero no terminar como los personajes de esta dramática historia… .

Jack que estaba leyendo el periódico en esos instantes, miró a su hija con la ceja levantada. Pensaba que estaba un poco chiflada porque hablaba sola. Después, tras mover la cabeza a modo de negación siguió leyendo el periódico.

Chloé: Ufff…

Chloé no dejaba de mirar su reloj. Estaba desesperada porque viniese ya su pareja Tristin. Pero no lo hacía, y eso estaba consiguiendo que se sintiese más triste que nunca. También miraba de reojo cada dos por tres las dos maletas que estaban junto a la puesta.

Se sentó en el otro sofá que había justo a una mesilla central y redonda, separada de su padre. Se dispuso a leer cuándo entonces una alarma sonó.

Jack cerró el periódico, miró su reloj.

Jack: Bien querida, es la hora.

Chloé cabizbaja asintió, se levantó del sofá y se acercó a su padre. Tanto uno como otro cogieron sus respectivas maletas y entonces, salieron por la puerta. Se marcharon de viaje y Tristin nunca más pudo ver a Chloé por una mala decisión.

Viaje photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 3 Average: 3]