El teléfono negro

¿De qué trata?: Basado en hechos reales, José, el protagonista ha pasado por varios sucesos inexplicables que le hicieron entender muchas cosas de las que sucedían en casa de sus Abuelos.

Personajes: José, Carlos, Prima, Los abuelos, Padres.

Esta es una historia de la vida real, cuyo protagonista llamado José prefirió estar en el anonimato, en el año 1982, en el mes de enero,  viaje a casa de mis abuelos, los cuales residían en la ciudad de Tucumán, yo regresaría a este sitio por primeras vez, después de que junto con mis padres nos fuéramos a vivir a Buenos Aires en Argentina el motivo de la visita fue que mis padres querían un rato sin mí.

Mis abuelos eran personas chapatas a la antigua, motivo por el por el cual yo me aburría en su casa, cuando era la hora de la siesta, me querían obligar a dormir con ellos, pero yo era un niño con mucha energía, solo quería jugar, entonces espere a que ellos se durmieran y cuando esto sucedió, decidí a salir a jugar.

Recorriendo el corredor de la casa de mis abuelos, vi una habitación con la puerta cerrada, me llamaba mucho la atención porque mi abuelo tenía prohibido que alguien entrara al cuarto, esto para mí era un motivo más para entrar. La habitación era de un tío llamado Carlos. El mismo había desaparecido cuando era un joven universitario, después de pensarlo por un rato, decidí entrar a la habitación. Esta era pequeña pero cálida, la cama estaba arreglada, a un constado estaba una guitarra, del techo colgaban aviones de juguetes. La habitación en realidad estaba llena de juguetes.

Era una habitación considerada el paraíso para los niños, curioseando observe una caja que estaba en lo alto, de esta se alcanzaba a observar un balón de baloncesto y una raqueta. Decidí subirme a la cama para alcanzar la caja, al bajarla me dio curiosidad saber que tantos juguetes habían, pero en esta no solo habían juguetes, también se encontraba un aparto de color negro, un teléfono para ser exactos, tome el tubo del teléfono y lo lleve hasta mi oreja, en ese momento escuche la voz de un hombre decir hola, asustado lance el teléfono al suelo y salir corriendo.

Me dirigí al patio de la casa con mucho miedo, pero luego recordé, que el cuarto había quedado desordenado, mis abuelos se darían cuenta que estuve ahí, con mucho valor regrese a la habitación, rápidamente recogí todo y lo deje en su lugar, me fui al cuarto de mis abuelos y me acosté, en ese momento por mi mente solo pasaban imágenes de monstros, pero poco a poco me quede dormido.

Al despertar escuche las voces de mis padres conversando con mis abuelos, en ese momento no comente nada, al llegar a mi casa en horas de la noche, le conté a mi mamá lo que me había sucedido, ella me regaño y prohibió entrar al cuarto de mi tío, seguidamente le pregunte ¿de quién era esa voz? Y ella me dijo que lo que había escuchado había sido parte de mi imaginación. Al pasar los años yo iba creciendo, ya era todo un adolecente, el cual estaba terminando los estudios en la secundaria, durante ese tiempo nunca comente lo sucedido, me centre en que solo había sido un sueño.

Una noche me encontraba en una boda con una prima, esta era cuatro años mayor que yo, ella estaba acompañada de un amigo,  juntos decidimos salir de la recepción por un rato, el amigo de ella empezó a contar relatos de terror, su intención era asustarla, pero lo que ninguno de los nos imaginábamos, es que ella también contaría uno.

Su historia comenzaba cuando era una niña, se encontraba recorriendo la casa de los abuelos, para ese entonces aún estaba el tío Carlos, este la consentía mucho,  conto que un día estaban jugando el cuarto de tío, pero que a él lo llamaron a comer, ella se quedó sola,  en ese momento sonó un teléfono negro, ella observo que el mismo no estaba conectado a ningún cable.

Por lo tanto pensó que era un juguete, decidió contestar llevando el tubo del teléfono a su oído, fue entonces cuando escucho una respiración y una voz molesta que le dejo, tú no eres Carlos ¿Quién eres? Asustada salir corriendo de la habitación, le contaba a todos lo que había sucedido, al mismo tiempo todos intentaban calmarme, después de un rato se le acercó tío Carlos, este le comento que no tuviera miedo, que ese teléfono era un juguete, pero mi prima no le creyó.

Al ella terminar su historia, decidí comentarle que había vivido lo mismo años atrás, en ese momento el amigo de mi prima se regresa a la boda, estando los dos solo, entre en confianza y le conté y mi historia, sorprendidos, pensando que solo nosotros habíamos vivido ese acontecimiento, mi prime decidió buscar a su mama, con la finalidad de preguntarle qué pasaba con ese teléfono negro.

Tía nerviosa ante la pregunta nos evadía, pero debido a nuestra insistencia no comento, que su hermano Carlos,  de pequeño decía que tenía un amigo de otro mundo, para ese entonces todos pensaban que era un amigo imaginario, le preguntaban que si ya había visto a su amigo y él contestaba que no, que solo se comunicaba con él a través del teléfono negro, constantemente mencionaba que su amigo vendría a llevárselo a conocer su mundo.

La desaparición de Carlos fue en el año 1978, se encontraba estudiando el tercer año de derecho, sus amigos había comentado que su desaparición fue extraña, también comentaron que una noche habían salido y que Carlos les decía, que pronto vendrían por él seres de otro mundo, de regresó a sus casas,  todos observaron una luz que bajaba del cerro, esta era luminiscente, todos estaba excepto Carlos, él decía que solo era un aviso, que pronto vendrían a buscarlo.

Con el tiempo Carlos desapareció, hoy todos pensamos que él se debe de encontrar, en ese otro mundo del cual el tanto hablaba,  y que debe estar bien, a pesar de su extraña desaparición no se comentó más nada, pues era una época en la que muchos jóvenes desaparecían por otras razones.

llamada photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 3 Average: 3.3]

Autor: Marco

Marco Chavez, Nacido en Venezuela el día de los muertos en 1994. Apasionado por la escritura, la creación de contenido original y ejecución de ideas Innovadoras. "La marca es el perfume que usas y tu reputación el olor que dejas"