La madre descuidada

¿De qué trata?: Sara es una madre y ama de casa desbordada por las responsabilidades. Un día, el cansancio la llevará a tener una tarde espeluznante...

Personajes: Sara, Jonás, Angie, Rodrigo, Santiago

Sara siempre había querido tener una gran familia. Tenía un gran instinto maternal y no le importaba quedarse en casa para cuidar a sus hijos. Su matrimonio le había dado tres pequeñitos a los que quería mucho. Rodrigo, el mayor, de siete años de edad, seguido por Santiago de seis y Angie, la más joven, que todavía no había cumplido el año.

Su madre los procuraba con toda la paciencia que podía, pero cuidar a tres niños y hacerse cargo de los quehaceres de la casa, era un trabajo demasiado extenuante para una mujer sola.

Su marido, Jonás, trabajaba como ejecutivo en una empresa pero prácticamente no llegaba a su domicilio más que para dormir. Apenas tenía tiempo para compartir con sus hijos y nunca podía ayudar a su esposa porque alegaba sentirse demasiado fatigado.

—Trabajo muy duro para mantener a los niños y a ti, tú estás en la casa todo el día —era su réplica favorita cada vez que Sara le reclamaba.

La noche anterior al horrible día en el que la desgracia tocó a su puerta, ambos habían acudido a un concierto nocturno para evadir un poco la rutina familiar. Llegaron tan tarde a casa, que Sara apenas y pudo dormir.

Al día siguiente se llevó un disgusto al descubrir que Santiago había mojado la cama.

—¡Cómo vuelvas a hacer esto, te cortaré el pipi! —lo amenazó, mientras arrancaba las sábanas para ponerlas a lavar.

Se dispuso entonces a efectuar sus quehaceres con un dolor de cabeza terrible, malhumorada y cansada. Entre los gritos de los niños que peleaban por cualquier cosa y los llantos de la bebé. Fue una jornada larguísima para ella.

Por la noche, luego de dar de cenar a los varoncitos, Sara se encontraba bañando a la pequeña Angie en la bañera. El grito de dolor de uno de sus hermanos la hizo correr a toda prisa a la planta baja.

Santiago se encontraba en el suelo, sin sus pantaloncitos ni su ropa interior, todo ensangrentado.

—Santiago se volvió a hacer pis encima, mamá —le dijo Rodrigo, quien llevaba unas tijeras en la mano—, así que le corté el pipi como dijiste.

Horrorizada, Sara tomó a su hijo en brazos para llevarlo al hospital, sin percatarse de que el mayor se había ido a esconder bajo el coche por temor a que lo castigara. La mujer lo arrolló accidentalmente.

Sara se llenó de desesperación al ver que ahora sus dos hijos se encontraban heridos, casi sin vida.

Se acordó entonces de que había dejado a su bebé en la bañera y subió corriendo a toda prisa para sacarla, pues nunca se había quedado sola en el baño. Era tarde. Angie se había ahogado en la tina. Sara se echó a llorar enloquecida ahí mismo.

—Cariño —dijo Jonás al entrar en casa, horas después—, ya estoy aquí.

Al subir a la planta alta se encontró con una escena espantosa: Sara se había cortado las venas. Los cuerpos de sus hijos muertos, estaban con ella.

sad woman photo

Nuestro puntaje de los lectores
[Total: 8 Average: 3.5]

Autor: Erika GC

Apasionada por contar historias, me gustan los buenos libros y pasarme tardes enteras en Netflix. El cine y la literatura son la mejor combinación para mí.