Cuentos de TerrorMéxico

Martita

Mi abuela me regaló a Martita cuando tenía ocho años. En ese entonces todavía me gustaban las muñecas, aunque había algo en ella que hizo que un escalofrío me recorriera la espalda, desde el mismo instante en que la tuve entre mis manos.

Tenía el cabello y los ojos verdes, y era bonita, como todas las muñecas de niñas. Sin embargo… sin embargo, su expresión no era dulce como la del resto de mis juguetes.

Así que la puse en el estante más alto de mi habitación, oculta entre el globo terraqueo y mis libros de cuentos viejos, que hace mucho no leía.

Ahí se quedaría, sin importunarme en lo más mínimo.

Me habría olvidado de ella por completo, de no ser porque a veces, en medio de la noche, me despertaba sintiendo una extraña inquietud, como si alguien estuviera observándome desde arriba. No quería volverme hacia el estante y me arrebujaba más entre las sábanas, esperando que el sueño llegara pronto.

Otras veces, cuando volvía de la escuela y subía a mi habitación, me parecía escuchar ruidos que provenían desde el interior. Habría jurado que era la madera de la estantería rechinando, bajo el peso de algo que se movía en él.

Es una locura, lo sé. Los sonidos se desvanecían apenas entraba.

Habría conservado a Martita en las sombras de no ser por lo que ocurrió más tarde. Recuerda que estaba estudiando para un examen de Historia, con deplorables resultados. En la radio emitían una canción del momento que a mí me encantaba y no me podía concentrar. Bailoteaba por todo el dormitorio, brincaba en la cama y me imaginaba que era mi artista favorita… hasta que algo estrellándose contra el piso me devolvió a la realidad.

Martita estaba en el suelo, con el cabello desparramado por todos lados y el vestido arrugado y polvoriento. Me quedé paralizada.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

Luego la tomé con cuidado. Había fisuras que cruzaban por todo su rostro infantil, que pese a todo, seguía conservando las mejillas redondas, los labios rosas y las facciones angelicales que solo una muñeca como ella podía tener. Pero a mí me pareció más fea que nunca.

Me miró, con esos ojos verdes vacíos y resolví que debía irse de manera permanente. De hecho, decidí que estaba muy grande como para tener muñecas.

Así que todas se fueron en la venta de garaje, pero Martita no. A ella la coloqué en el cubo de la basura y no la volví a ver por años.

Ahora he regresado a casa, después de largo tiempo viviendo fuera. Terminé la carrera, me casé y tuve dos hijos. Pero no podía dejar de venir a pasar unos días con mi madre, desde que su salud decayera.

—Tu habitación está como la dejaste —me dijo ella al darme la bienvenida y yo subí, preguntándome con nostalgia si de verdad sería así.

Abría la puerta y me quedé de piedra en el umbral.

Con su rostro roto y ajado por los años, Martita me miraba desde la cama.

Martita 1

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 3.6 (14 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó.

Acerca del autor

Erika GC

Apasionada por contar historias, me gustan los buenos libros y pasarme tardes enteras en Netflix. El cine y la literatura son la mejor combinación para mí.

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS 20 RELATOS CORTOS

CLIC para Descargar Relatos Cortos GRATIS

Autores con más Publicaciones

avatar for Gregoric Pacheco OliverosGregoric Pacheco Oliveros (75)

Desde muy joven me gusto la idea de escribir pero desconocía como empezar, el mejor recurso que encontré fue la lectura y de ahí nació mi pasión, hoy día escribo y me dejo atrapar por la historia.

Me encuentro trabajando en varias historia del genero que me encanta, ficción y poco a poco construyo un universo que espero sea tan solido como los conocido hoy en día.

avatar for MarcoMarco (60)

Marco Chavez, Nacido en Venezuela el día de los muertos en 1994. Apasionado por la escritura, la creación de contenido original y ejecución de ideas Innovadoras.
"La marca es el perfume que usas y tu reputación el olor que dejas"

avatar for Grecia MorilloGrecia Morillo (60)

Amante de la buena lectura y escritura, siempre tratando de generar el mejor contenido para el disfrute de cada lector.

avatar for TomásTomás (16)

Introspectivo, idealista y conceptual.
Estudio Antropología, para poder entender lo que somos, y como somos.

avatar for Alicia DebcieAlicia Debcie (7)

Soy amante de la literatura y escribir es, más que un hobbie, una pasión que hasta hace poco estaba contenida. Sin embargo, decidí compartir con ustedes este trozo de mí. Espero que cada relato les guste y me lo dejen saber a través de un comentario.

Comentarios recientes