Fábulas Infantiles 4 Argentina

Las 3 hojas de la serpiente

En tiempos lejanos, existía un hombre tan pero tan pobre que solo vivía para poder alimentar a su único hijo, por sobre todas las cosas y todas las adversidades que existiesen.

-Padre mío, se que estás muy necesitado y yo no soy más que una carga que no puedes soportar, lo mejor será marcharme a buscar por mis propio medios lo que comeré día a día.

El padre aceptó y solo le dio la bendición y una profunda sonrisa para su marcha. Fue entonces cuando sucedió que durante esos días, el rey tenía una guerra con un poderoso imperio. Por su parte, el joven se alistó en el ejército y se dispuso a ir a la guerra, sabiendo incluso que el peligro lo rodearía.

Después de llegado al campo de concentración de la guerra, no dio paso el combate, llovían fuegos y el peligro era total, mientras que el joven se sorprendía viendo cómo sus compañeros caían uno tras otro, después que todos decidieron huir, él se adelantó:

-¡No, no podemos permitir que nuestra patria se hunda! Fue entonces cuando lanzó una piedra, sirviendo para derrotar al enemigo. Después de conocer esto, el Rey le dio al joven el reconocimiento que merecía, pues solo era de él, la victoria, nombrándolo el primero del reino.

El rey, por su parte tenía una hija con muchas cualidades físicas, pero con todo y ello, muy pretenciosa. Ella había hecho votos previos donde indicaba no aceptar a nadie como su esposo hasta que no prometiera de forma solemne que en caso de morir, él se haría enterrar vivo sobre la superficie de su misma sepultura.

“Si de verdad, siente que es el amor de mi vida y me ama de verdad, ya no querría seguir viviendo si yo fallezco”, decía la princesa. Así mismo, ella también se comprometía a lo mismo en caso de que la muerte fuera al contrario.

Todos los pretendientes, como era de suponerse habían sido ahuyentados. Un buen día, el joven guerrero le impresionó tanto la hermosura de la princesa que sin dudarlo al verla, la pidió a su padre el rey.

¿Estás seguro de la promesa que vas a hacer? Dijo el rey. – Si, que debo estar junto a su tumba en caso de que ella muera. Pero tan grande es el amor que le tengo que me atreveré a hacerlo si eso pasa.

El rey asintió entonces con respecto a la propuesta y la boda se celebró con toda solemnidad, con elegancia y mucho esplendor. Vivieron muchos meses de felicidad, hasta que la princesa fue diagnosticada con una grave enfermedad, una enfermedad a la que hasta los momentos no se le conseguía cura.

Después que la princesa se encontraba en su último lecho, el joven se horrorizaba al pensar sepultarse sobre su esposa en vida, pero ya sabía que no había más opción.

Ya el rey le había mandado a colocar guardianes a toda la casa, sabiendo que entonces sería inútil decir No al destino que ya le esperaba. Llegó el día de su muerte y el cuerpo de la princesa iba bajando a la cripta real. Al mismo tiempo, el príncipe fue conducido a ella cerrándose la puerta de la urna, con piedra y lodo.

Al lado del féretro se encontraba una mesa que contenía sobre ella, cuatro velas, cuatro trozos de pan y cuatro botellas de vino. Una vez que hubiese consumido todos estos elementos, tendría que morir de hambre y sed.

Cada día comía solo un pequeño trozo de pan y bebía solo un pequeño sorbo de vino, sabiendo que la muerte vendría en cualquier instante. De repente vio salir en uno de los rincones, una serpiente dirigiéndose hacia el cadáver de su mujer.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

-¡Mientras yo esté vivo en este lugar, no hará nada para tocarla! Partiendo a la serpiente en tres pedazos. Después de unas horas, del mismo rincón se asomó otra serpiente con las mismas pretensiones. Esta, enseguida retrocedió al ver que la primera serpiente había sido despedazada.

No obstante regresó un rato después llevando consigo tres hojas verdes. Con las tres hojas recogió los restos de su amiga serpiente, cuidando que cada herida quedara en las tres hojas, así las heridas se recuperaron y la serpiente empezó a cobrar vida.

Las hojas quedaron tiradas en el suelo y al príncipe se le ocurrió una brillante idea, pues así como la serpiente recuperó la vida con las hojas, su esposa probablemente lo hiciere. Las colocó en sus ojos y en la boca y en cuestión de minutos se avivó el color de la vida en la princesa, abriendo los ojos y respirando.

-¿Dónde estoy Dios mío?

– Estas conmigo, esposa amada, le respondió el príncipe y le contó todo lo que sucedió y cómo su cuerpo había regresado a la vida.

-Le dio pan y vino a su princesa y al recobrar fuerzas, ambos se fueron a la puerta a gritar hasta que alguien de los guardias los escuchasen. Lo lograron y de inmediato fueron a avisar al rey, quien bajo sorprendido para ver con sus propios ojos lo que había sucedido.

Todos se alegraron de esta enorme sorpresa y el príncipe llegó a guardarse las 3 hojas de la serpiente entregándoselas al criado. –“Guárdamelas, no se sabe si podamos volver a utilizarlas”

Pero, lo que nadie sabía es que las hojas habían tenido otro efecto, el corazón de la princesa ya no tenía ningún afecto por su marido. En un viaje que hicieron, la princesa comenzó a emocionarse por el piloto donde iban, quien después de llamar su atención ambos hicieron todo para tirar al mar al esposo. ¡Ahora si nos casaremos! Dijo la princesa

El criado, al saber la noticia lo buscó en el mar al príncipe y le colocó las hojas para su despertar, reviviendo felizmente. Ambos decidieron llegar al rey para contarle todo.

Cuando la princesa le informó de la muerte del príncipe al rey, este le dijo: -recusitaré a tu marido, pues ya él sabía todo el relato.

La princesa quedo abismada y el rey le contestó: No hay perdón para ti, él estuvo a riesgo a morir contigo en la tumba, dándote de nuevo la vida, mientras que tu le pagas así.

El rey la llevó junto al piloto hasta alta mar donde los dos fueron devorados por las olas del profundo mar.

princesa photo

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 4.6 (14 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó.

Acerca del autor

Grecia Morillo

Amante de la buena lectura y escritura, siempre tratando de generar el mejor contenido para el disfrute de cada lector.

DESCARGA GRATIS 20 RELATOS CORTOS

CLIC para Descargar Relatos Cortos GRATIS

Autores con más Publicaciones

avatar for Gregoric Pacheco Oliveros Gregoric Pacheco Oliveros (75)

Desde muy joven me gusto la idea de escribir pero desconocía como empezar, el mejor recurso que encontré fue la lectura y de ahí nació mi pasión, hoy día escribo y me dejo atrapar por la historia.

Me encuentro trabajando en varias historia del genero que me encanta, ficción y poco a poco construyo un universo que espero sea tan solido como los conocido hoy en día.

avatar for Marco Marco (60)

Marco Chavez, Nacido en Venezuela el día de los muertos en 1994. Apasionado por la escritura, la creación de contenido original y ejecución de ideas Innovadoras.
"La marca es el perfume que usas y tu reputación el olor que dejas"

avatar for Grecia Morillo Grecia Morillo (60)

Amante de la buena lectura y escritura, siempre tratando de generar el mejor contenido para el disfrute de cada lector.

avatar for Tomás Tomás (16)

Introspectivo, idealista y conceptual.
Estudio Antropología, para poder entender lo que somos, y como somos.

avatar for Alicia Debcie Alicia Debcie (7)

Soy amante de la literatura y escribir es, más que un hobbie, una pasión que hasta hace poco estaba contenida. Sin embargo, decidí compartir con ustedes este trozo de mí. Espero que cada relato les guste y me lo dejen saber a través de un comentario.

Comentarios recientes