Cuentos de Terror20México

Protuberancias

Cuando era un niño pequeño, estaba consciente de que era muy distinto a los demás. No se me daba bien el relacionarme con mis compañeros en jardín de niños y la cosa empeoró cuando entré a primaria. Todo se debía a aquellas monstruosas protuberancias con las que había nacido y que tanto me molestaban.

No podía soportar la sola visión de esas cosas. Tan largas, tan repulsivas y extrañas. A veces fantaseaba con el milagro de perderlas, solo para que las pesadillas cesaran.

Desde luego, mamá y papá intentaron confortarme por todos los medios, asegurándome que nada de malo había con su retoño.

—Tú eres un chico perfectamente normal —me decía mi madre, mirándome a los ojos, casi suplicante—. Como nosotros, como todo el mundo. Eres igual a los demás niños.

Pero no, yo sabía en el fondo que nunca sería como ellos. Ellos estaban felices todo el tiempo, indiferentes ante cualquier imperfección física que pudiera compararse con aquellas cosas.

Las odiaba.

Conforme fui creciendo y adentrándome en la adolescencia, la cosa no mejoró. Era un muchacho retraído, callado, que nunca se relacionaba con los otros. A menudo, ignoraba las burlas que esto ocasionaba en los chicos populares de la clase. Estúpidos ignorantes.

Ellos jamás se sentirían como yo.

Al graduarme de preparatoria opté por estudiar Medicina. Me obsesionaba saber como funcionaba el cuerpo humano, si habría alguna manera de deshacerme de aquellas cosas sin mayor riesgo.

Fui uno de los mejores de mi clase. Mi tendencia a la soledad y el enfoque pleno que puse en mis estudios, se convirtieron en clave para ascender rápidamente dentro de uno de los hospitales más prestigiosos de la ciudad. Pero día y noche pensaba sin descanso, en la mejor manera de eliminar esas protuberancias, hacer que mi cuerpo fuera normal.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

Estaba seguro de que los demás hacían como si nada pasara para no hacerme sentir mal. Nunca percibí una mirada de asco por parte de los otros, pero ellos mentían, mentían…

Una tarde, me encerré en mi consultorio. Había robado morfina suficiente y tenía un bisturí desinfectado. Lentamente, comencé con el proceso de cortarlas, apretando un trapo entre los dientes y convirtiendo el despacho entero en una escena de pesadilla.

Ni toda mi experiencia y cuidados, fueron suficiente para evitar que la sangre manara a borbotones. Las prominencias eran mucho más profundas de lo que yo me temía. Tuve que cortar incluso el hueso.

No sé como hice para no desmayarme en aquel instante. Creo que después de todo, aquello era algo para lo que había estado preparándome toda mi vida. Volver a la normalidad, si es que alguna vez la había tenido…

Tras horas de sufrimiento, mire mi mano con una sonrisa temblorosa, inundado de alivio.

¡Qué hermoso era poder librarme de aquello! Ver mi mano sin esas cosas repulsivas que se extendían como tentáculos. Las protuberancias yacían en el suelo, en medio de un mar sanguinolento que le habría revuelto el estómago a cualquiera.

Todas se habían ido. Todas y cada una de las cinco.

hand photo

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 4 (38 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó.

Acerca del autor

Erika GC

Apasionada por contar historias, me gustan los buenos libros y pasarme tardes enteras en Netflix. El cine y la literatura son la mejor combinación para mí.

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS 20 RELATOS CORTOS

CLIC para Descargar Relatos Cortos GRATIS

Autores con más Publicaciones

avatar for Gregoric Pacheco OliverosGregoric Pacheco Oliveros (75)

Desde muy joven me gusto la idea de escribir pero desconocía como empezar, el mejor recurso que encontré fue la lectura y de ahí nació mi pasión, hoy día escribo y me dejo atrapar por la historia.

Me encuentro trabajando en varias historia del genero que me encanta, ficción y poco a poco construyo un universo que espero sea tan solido como los conocido hoy en día.

avatar for MarcoMarco (60)

Marco Chavez, Nacido en Venezuela el día de los muertos en 1994. Apasionado por la escritura, la creación de contenido original y ejecución de ideas Innovadoras.
"La marca es el perfume que usas y tu reputación el olor que dejas"

avatar for Grecia MorilloGrecia Morillo (60)

Amante de la buena lectura y escritura, siempre tratando de generar el mejor contenido para el disfrute de cada lector.

avatar for TomásTomás (16)

Introspectivo, idealista y conceptual.
Estudio Antropología, para poder entender lo que somos, y como somos.

avatar for Alicia DebcieAlicia Debcie (7)

Soy amante de la literatura y escribir es, más que un hobbie, una pasión que hasta hace poco estaba contenida. Sin embargo, decidí compartir con ustedes este trozo de mí. Espero que cada relato les guste y me lo dejen saber a través de un comentario.

Comentarios recientes