Leyendas de Terror y Urbanas8México

La carretera

José Martínez vivía en el Estado de Veracruz, su trabajo consistía en sembrar maíz y cuidar de animales. Al pasar el tiempo comenzó a salir sentimentalmente con una joven que conoció en Jalapa, Veracruz, en donde trabajaba en la finca de un gran narcotraficante, el cual era el papa de su novia, Don Servando era su nombre.

José antes de empezar a salir con la hija de Don Servando, decidió pedir su autorización, con la finalidad de no tener problema alguno con su patrón. José descubrió que Don Servando era una persona tranquila, lo cual le sorprendía debido a que este era narco.

Una noche los tres se encontraban en el DF y tenían que dirigirse a Puebla, debido a que estaban invitados a una boda, en donde Don Servando era el padrino, el acontecimiento se efectuaría en la noche, por motivos de seguridad. Debido a que el matrimonio era de unos narcos. José no estaba muy entusiasmado por asistir, pero Sugey termino convenciéndolo, el evento se realizó en una finca, la fiesta era muy entretenida.

Pero José y Sugey querían pasar un rato a solas, decidieron salir del salón, y dirigirse a una pequeña bodega que se observaba a lo lejos. En esta solo había comida para los animales y paja, la cual serviría como un objeto cómodo para satisfacer sus placeres sexuales.

Al pasar un rato, observaron en la entrada de la bodega un caballo negro, esto les dio miedo, pero José pensó que tal vez este se había escapado, Sugey seguía angustiada, así que decidieron regresar, en el camino escuchaban relinchos de algún animal, las plantas y ramas de los árboles se movían, además comenzaron a oler fuertes aromas, como si un animal hubiera muerto.

Al llegar al salón de la fiesta, se dirigieron a la mesa donde estaba Don Servando con su familia, junto a la misma se encontraban dos peones de la finca, estos decidieron comentarle que uno de sus caballos, se había escapado y que era de color negro. Los obreros sorprendidos les dijeron que en esa finca no había ningún caballo de color negro, pero José y Sugey insistían.

Uno de los señores que estaba en la mesa, les comento, que ese era el caballo del antiguo dueño de la finca, Don Recinto, este había muerto en manos de 5 de sus trabajadores junto con su caballo, todo sucedió el día de paga, Don Recito regresaba en su caballo con una bolsa de oro, los obreros lo estaban esperando.

Al verlo, de inmediato comenzaron a disparar, este callo de su caballo pero aún seguía con vida y lo único que hizo en sus últimos minutos de vida fue maldecir a sus peones, uno de ellos agarro un hacha y sin titubear le corto la cabeza. Algunos vecinos comentan que han visto a Don Recinto por estos lugares junto con su caballo buscando su dinero.

Sugey estaba completamente asustada e insistió que se quería ir, uno de sus familiares le comentaba que lo mejor era que se quedaran. José tampoco se quería ir, pues al llegar al DF tenía que agarrar otro autobús a Veracruz. Uno de los tíos de Sugey comento que él los llevaba al DF, pero José decidió quedarse, ya que había visto un taxi de Veracruz en la entrada, fue a buscar al chofer para ver si lo llevaba de regreso.

Este era un joven de unos 22 años aproximadamente, también se encontraba algo tomado. Pero su estado no impidió que se arreglara para emprender el camino de vuelta. Don Servando y Sugey se regresaron con un familiar y José se fui con el taxista. Aproximadamente a unos 45 minutos de trayecto decidieron parar a comprar unas cervezas y cigarros, no duraron mucho tiempo, por lo que enseguida regresaron a la carretera.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

A unos km volvieron a parar, estos tenían ganas de orinar. José y el chofer estaban orinando cuando de repente escucharon un golpe dentro del caro, se les hizo raro y decidieron revisar pero todo estaba bien, volvieron a la carretera para continuar su trayecto, más adelante se escuchó de nuevo el golpe, pararon para revisar el carro, esta vez se dieron cuenta que el carro no tenía aceite en el área de la dirección por lo que no podrían seguir.

Estando a mitad de carretera decidieron esperar a que saliera el sol para pedir ayuda, el chofer se quedó dormido y José estaba casi igual, hasta que escucho las patas de un animal, se asustó un poco pero pensó que no era nada, observo la luna, esta era grande y brillante.

Al poco tiempo volvió a escuchar a un animal, parecía un perro, pensó que este lo más seguro se había perdido y decidió bajar del carro para irlo a buscar, para su sorpresa la luna ya no brillaba igual. Las nubes la estaban tapando, ya no escuchaba al animal, pero si encontró a un hombre alto, de piernas largas, robusto, su cara parecía la de un perro bóxer y su lengua larga le colgaba.

José se sentía paralizado, no podía mover ninguna parte de su cuerpo, de inmediatamente comenzó a rezar la única oración que se sabía, el padre nuestro, 3 veces lo rezo y fue en la tercera cuando ese hombre extraño desapareció y recupero la movilidad de su cuerpo.

José regreso al carro, intento quedarse dormido y así sucedió, al amanecer el chofer lo despertó, no se acordaba de nada de lo que había sucedido, intentaron prender el carro y este afortunadamente prendió. Más adelante pararon en un restaurante para desayunar, mientras esperaban sus alimentos se les acerco un cachorro el cual pedía alimento por medio de unos pequeños alarido.

Fue entonces cuando el chofer y José recordaron todo lo sucedió. José comento que ese era el ruido que había escuchado anoche, le conto al chofer todo lo que había vivido, este le respondió que él también había solado con ese animal, con que aruñaba el carro con sus garras.

Pero José sabía que él no lo había soñado, al contrario él lo había vivido, ya más tranquilo recordó lo que aquel señor le comento en la boda, que aquel que ve a Don Recinto con su caballo, tiende a vivir alucinaciones. El no sabía si todo lo sucedido fue eso una alucinación, pero lo que si es seguro, es que desde ese día ya no volvió a viajar de noche.

CARRETERA photo

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 3.7 (10 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó.

Acerca del autor

Marco

Marco Chavez, Nacido en Venezuela el día de los muertos en 1994. Apasionado por la escritura, la creación de contenido original y ejecución de ideas Innovadoras.
"La marca es el perfume que usas y tu reputación el olor que dejas"

DESCARGA GRATIS 20 RELATOS CORTOS

CLIC para Descargar Relatos Cortos GRATIS

Autores con más Publicaciones

avatar for Gregoric Pacheco OliverosGregoric Pacheco Oliveros (75)

Desde muy joven me gusto la idea de escribir pero desconocía como empezar, el mejor recurso que encontré fue la lectura y de ahí nació mi pasión, hoy día escribo y me dejo atrapar por la historia.

Me encuentro trabajando en varias historia del genero que me encanta, ficción y poco a poco construyo un universo que espero sea tan solido como los conocido hoy en día.

avatar for MarcoMarco (60)

Marco Chavez, Nacido en Venezuela el día de los muertos en 1994. Apasionado por la escritura, la creación de contenido original y ejecución de ideas Innovadoras.
"La marca es el perfume que usas y tu reputación el olor que dejas"

avatar for Grecia MorilloGrecia Morillo (60)

Amante de la buena lectura y escritura, siempre tratando de generar el mejor contenido para el disfrute de cada lector.

avatar for TomásTomás (16)

Introspectivo, idealista y conceptual.
Estudio Antropología, para poder entender lo que somos, y como somos.

avatar for Alicia DebcieAlicia Debcie (7)

Soy amante de la literatura y escribir es, más que un hobbie, una pasión que hasta hace poco estaba contenida. Sin embargo, decidí compartir con ustedes este trozo de mí. Espero que cada relato les guste y me lo dejen saber a través de un comentario.

Comentarios recientes